¿SABÍAS QUE…?

Haciendo alusión al deseo palpitante de generar trasformaciones sociales lejos del conflicto armado, en Pereira fue bautizado como La Paz, un parque público que transformó en arte las huellas de la guerra.

En la avenida El Ferrocarril entre calles 13 y 14 de Pereira se construyó el parque La Paz, en donde fue instalada la escultura de un oso de anteojos de siete toneladas de peso , el cual fue construido a base de cartuchos de fusil, donados por el Ministerio de Defensa a la capital de Risaralda.

El creador de esta despampanante obra que además de simbolizar la paz, evoca a una especie endémica de Suramérica en vía de extinción, es el pereirano Federico Uribe , quien utilizó 300 mil cartuchos de fusil y algunos de cañón , para dar origen a esta escultura de cinco metros de altura, incluido el pedestal, que está colmado en la base de flores que armonizan esta obra de arte público que ya hace parte del patrimonio de la ciudad. 

En la construcción de esta escultura participaron también otros artistas pereiranos, como Hernando Hoyos, quien lideró su proceso de instalación en el parque La Paz, el cual se perfila como un nuevo ícono de la Perla del Otún, por su belleza y simbolismo. 


Adicionalmente, este parque fue seleccionado como escenario para rendir honor a los 22 cadetes de la Policía Nacional que durante el año 2019 fallecieron en la Escuela General Santander de Bogotá, víctimas de un atentado terrorista. En memoria de estos jóvenes héroes, dos de ellos de Risaralda, fueron sembrados igual número de pinos vela que hoy día representan la esperanza de paz del país.

Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn