El civismo pereirano llega hasta el Pacífico colombiano a través de A-MAR


A- MAR es un programa de impacto ambiental y social de la YMCA Risaralda que busca llevar el civismo de los pereiranos hasta el pacífico colombiano, por medio de jornadas de limpieza de las playas y actividades comunitarias.

A través de la analogía A-MAR , que significa ir al mar, para entregar acciones de amor por el entorno y el medio ambiente, la YMCA Risaralda emprendió desde el año 2020 el reto de consolidar un programa, en el cual el voluntariado juvenil realice acciones para la l impieza de playas del océano Pacífico colombiano , para generar un impacto ambiental y social positivo.

Los principales propósitos de A-MAR, al cual ya se han vinculado entidades como Fundación Frisby, Audifarma, Marce La Recicladora, Recuperar Buenaventura, la Armada Nacional y Misión País, giran en torno a: sensibilizar a las comunidades acerca de la huella ambiental que se está generando a través de las actuaciones diarias, visibilizar a las poblaciones más vulnerables y olvidadas del Pacífico , limpiar las playas aledañas y de esta manera generar aportes para continuar en la lucha por la preservación y conservación del medio ambiente.

De esta manera, el programa que completa un poco más de 1 año y medio, ha concentrado todos sus esfuerzos en Punta Soldado, un
corregimiento del Valle del Cauca,
que se encuentra a tan solo 20 minutos del Puerto de Buenaventura, en el corazón del litoral del pacífico colombiano, en donde habita una población afrodescendiente cercana a las 450 personas, en escasas 100 viviendas,  que bien que conocen del mar, su riqueza, secretos, colores, olores y también sobre muchas de las basuras que llegan a sus playas arrastradas incluso desde otros continentes del mundo.

Un programa con impacto social y ambiental

En este sentido, ante la necesidad de limpiar las playas, atender y sensibilizar a la comunidad de Punta Soldado, la cual tiene evidentes necesidades en materia social y económica, en el mes septiembre del año 2021 iniciaron las jornadas de limpieza, sumando hasta ahora más de 60 voluntarios de la YMCA de diferentes zonas del país como Pereira, Tunja, Villavicencio, Cali, Bogotá, Armenia, Bucaramanga y Medellín, logrando la recolección de más de 5.100 kilos de residuos que le estaban robando vida al mar y a sus especies.

Adicionalmente, como parte de las acciones del programa A-MAR se han realizado actividades de ecoturismo y jornadas de integración con la comunidad, para exaltar sus bailes, costumbres, gastronomía y sitios turísticos, incentivando el interés en el cuidado del mar que le da vida a este olvidado corregimiento.

Por ahora, con los sueños que trae y lleva el mar, desde la YMCA en Risaralda proyectan permanecer tres años más en acompañamiento a la comunidad, dejando una capacidad instalada en ella con estrategias para mejorar el impacto ambiental, posicionando a Punta Soldado como un destino turístico del Pacífico , de tal manera que sus habitantes logren mejorar su calidad de
vida.

Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn